Saltar al contenido
Luz Divina

Los mejores versículos de agradecimiento a Dios por las bendiciones

versículos de agradecimiento a Dios

El amor de Dios no tiene límites, no conoce fronteras. Por eso, cada día nos llena de infinitas bendiciones y a veces, no nos damos cuenta de su poder.

El simple hecho de estar viendo y leyendo este artículo es una gran bendición. ¿Sabes cuántas personas no pueden hacerlo en el mundo? Así son los regalos de nuestro Padre: únicos y de un valor que no puede medirse.

🙏Versículos de agradecimiento a Dios por las bendiciones

Lo que muchas veces sucede es que en medio de nuestras ocupaciones, no nos permitimos ver que Dios se manifiesta de diversas maneras, en las acciones más sencillas. Son esas las bendiciones de nuestro Padre celestial.

También nos ocurre que nos enfocamos más en los problemas que nos afligen, en lugar de expresarle al Creador nuestra gratitud por todo lo bueno que tenemos: salud, alimento, hogar, familia.

Es por ello que a continuación vamos a presentarte algunos versículos de la Biblia que nos inspiran, recordándonos las razones por las que debemos vivir en gratitud. Vamos a compartirlos para llenar nuestros corazones de hermosos sentimientos.

1 Tesalonicenses 5:16-18
No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.
Salmos 25:5

Hermanos, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, como es justo, porque su fe se acrecienta cada vez más, y en cada uno de ustedes sigue abundando el amor hacia los otros.

Salmos 9:1
Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.

🙏Cómo agradecer a Dios por sus bendiciones

Si algo distingue al amor de Dios es su incondicionalidad. Puede que nosotros fallemos una y otra vez, pero la ternura del Señor prevalece hoy, mañana y siempre.

La invitación es a mantenerlos alertas y no perder la oportunidad de agradecerle a Dios por su infinita bondad.

En el templo, en nuestros hogares, en el trabajo… Unos pocos minutos bastarán para manifestarle a nuestro Señor el agradecimiento por todo lo bueno que siempre nos regala.

error: Content is protected !!